La energía del 2017 (1a parte)

Según la Numerología Tántrica, este año se presenta con dos energías importantes, una de ellas es la energía del Cuerpo Pránico (el octavo cuerpo espiritual) y la otra es la energía del Cuerpo Radiante (el décimo cuerpo espiritual).  De acuerdo a las enseñanzas del Kundalini Yoga, el ser humano está formado por diez cuerpos espirituales, no sólo uno como podríamos suponer.

El octavo cuerpo espiritual, llamado Cuerpo Pránico, contiene y circula el prana o fuerza vital; es una especie de campo electromagnético que controla las funciones vitales del ser humano, y por lo tanto, sostiene la salud. Todas aquellas personas que nazcan en este año, tendrán como virtud principal un cuerpo pránico fuerte y balanceado.

Cuando el Cuerpo Pránico está fuerte, tenemos mucha energía, salud y vitalidad; somos valerosos y se nos hace fácil mantener un equilibrio entre el mundo material y el mundo espiritual.  Sin embargo, cuando está debilitado, nos volvemos miedosos, enfermizos y nuestra prosperidad no funciona.

El 2017 contiene la energía del Cuerpo Pránico, y la manera en que nosotros la recibiremos dependerá completamente de cómo estamos programados.  Si tenemos la fortuna de contar con una técnica que nos ayude a establecer una relación saludable con nuestra mente, el presente año puede convertirse en una verdadera bendición, pues entre otras cosas, podríamos aprovechar su energía como un trampolín que nos impulse a concretar los proyectos que hemos detenido debido a una falta de energía o al propio miedo; sin embargo, si carecemos de ese entrenamiento y somos esclavos de la mente y sus limitaciones, este año bien podría ser uno de los más complicados.

Observemos por un momento lo que ha estado sucediendo al principio de este año, por ejemplo en México.  El malestar y descontento social, la incertidumbre, el pesimismo y los disturbios son sin duda provocados por el miedo.  Las acciones que se han venido tomando han sido motivadas por ese temor a la pérdida de lo material, no por la conciencia.  Y justamente esa es la energía de este año, o por lo menos, una de las maneras en que puede ser utilizada esa energía. El panorama puede mirarse muy desolador para aquellos quienes son presas del temor y la desconfianza.

Pero para aquellos quienes se entrenan para ver las infinitas posibilidades, esta energía puede ser tomada de una manera bastante diferente. Aunque muchas veces las circunstancias no pueden cambiarse, no necesariamente significa que éstas se presentan así para derribarnos, sino por el contrario, para fortalecernos.  “No puede levantarse el vuelo sino hasta que el viento se encuentra en contra”.

El presente año se entrega como una oportunidad invaluable que podrá ser utilizada sólo por aquellos quienes la perciban.  La energía vital, o prana, está disponible de una manera muy poderosa que no se repetirá probablemente hasta dentro muchos años, y de nosotros dependerá si la aprovechamos para crecer y evolucionar o nos dejamos arrastrar por ella y convirtiéndonos en víctimas de las circunstancias.

El momento de vencer los miedos, de prosperar y de aumentar significativamente nuestra salud es ahora. ¿Cómo lograrlo? Ciertamente no sólo con saberlo o con la intención.  El requisito imprescindible es la práctica, llevarlo a la acción; y sin duda, el Kundalini Yoga se presenta como la tecnología adecuada y certera para ello.  Las kriyas para el fortalecimiento de los pulmones, los ejercicios adecuados de pranayama y las meditaciones para el balance del Cuerpo Pránico son algo de lo que deberíamos estar practicando ya.

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *